Olvídate de los pinchazos

¿Cómo funciona el líquido antipinchazos?

El antipinchazos Stop Pinchazos se aplica de forma preventiva en el neumático, evitando incidencias en nuestras rutas en bicicleta.

Es aplicable a todo tipo de cubiertas, ya sean con cámara, tubeles / ready o tubulares. También puede emplearse como reparador de pinchazos.

Cuando el neumático gira, la fuerza centrífuga distribuye el sellante stop pinchazos de manera uniforme a lo largo de la superficie interior de éste.
Actúa en el instante en el que se produce el pinchazo, y de manera inmediata, la presión del aire del neumático impulsa miles de partículas de fibra de Kevlar entrelazadas y relleno en suspensión a la zona del pinchazo, taponando la fuga de aire de forma hermética y permanente.

La actuación del sellante es instantánea, por lo que probablemente el conductor no llegará a percibir el pinchazo.
Al inspeccionar el neumático, si el elemento causante de un pinchazo (clavo, tornillo, etc…) se encuentra insertado en el mismo, se puede retirar el objeto procediendo de inmediato a girar el neumático para que la acción sellante sea más eficaz.

Una ventaja de Stop Pinchazos es que la acción reparadora es completamente mecánica y no química.

¿Cómo funciona el líquido antipinchazos?

El antipinchazos Stop Pinchazos se aplica de forma preventiva en el neumático, evitando incidencias en nuestras rutas en bicicleta. Es aplicable a todo tipo de cubiertas, ya sean con cámara, tubeles / ready o tubulares. También puede emplearse como reparador de pinchazos.

Cuando el neumático gira, la fuerza centrífuga distribuye el sellante stop pinchazos de manera uniforme a lo largo de la superficie interior de éste. Actúa en el instante en el que se produce el pinchazo, y de manera inmediata, la presión del aire del neumático impulsa miles de partículas de fibra de Kevlar entrelazadas y relleno en suspensión a la zona del pinchazo, taponando la fuga de aire de forma hermética y permanente.

La actuación del sellante es instantánea, por lo que probablemente el conductor no llegará a percibir el pinchazo.

Al inspeccionar el neumático, si el elemento causante de un pinchazo (clavo, tornillo, etc…) se encuentra insertado en el mismo, se puede retirar el objeto procediendo de inmediato a girar el neumático para que la acción sellante sea más eficaz.

Una ventaja de Stop Pinchazos es que la acción reparadora es completamente mecánica y no química.


¿Cuándo funciona?

Previene y repara fugas de hasta 6,8 mm de diámetro y elimina la pérdida lenta de aire entre el asiento o talón del neumático y la llanta, así como la junta de la válvula de inflado.

El sellante es capaz de reparar hasta el 99% de los pinchazos.

No reparará pinchazos en neumáticos con daños estructurales, como por ejemplo cortes en las bandas de rodadura, pero sí mejorará la seguridad cuando el neumático sufra este tipo de pinchazos, permitiendo una fuga de aire más controlada y minimizando los efectos de un posible reventón.


¿Con qué neumáticos funciona el antipinchazos?

El sellante stoppinchazos es aplicable a todo tipo de cubiertas, ya sean con cámara, tubeles / ready o tubulares.
Apto para bicicletas MTB, BTT y carretera.


¿Aún no tienes Stop Pinchazos?

¡CÓMPRALO YA!

Instalación del Líquido antipinchazos

El líquido antipinchazos Stop Pinchazos es un producto de fácil instalación, aplicable en cubiertas tubeless y en cámaras con válvula desmontable, tanto schrader (gruesa) como presta (fina).

Gracias a su fórmula y componentes de última generación no caduca ni altera sus condiciones, por lo que resulta eficaz durante toda la vida útil del neumático.
Cada envase contiene un tubo aplicador y un extractor (tarraja), para montaje y desmontaje del obús. Puede usarse con tapa de válvula.


  1. Retirar el obús de la válvula del neumático con el extractor.
  2. Agitar bien el envase durante 30 segundos, aplicando palmadas a su base.
  3. Colocar la válvula con la rueda en posición de las agujas del reloj a las 15h o a las 21h. Conectar el tubo aplicador que viene con el envase e introducir líquido hasta la cantidad recomendada.
  4. Limpiar la válvula y reinstalar el obús. Hinchar hasta la presión recomendada por el fabricante.
  5. Rodar para repartir uniformemente el líquido por el interior del neumático.

Precauciones

No mezclar con ningún otro sellante.
En el caso de fuga durante el inflado, girar el neumático de modo que el lugar de la pérdida quede en la parte inferior.
No usar este producto en neumáticos viejos o de baja calidad.
Se recomienda realizar un trayecto mínimo después de su aplicación para la correcta distribución del sellante.